En este momento estás viendo 14 de noviembre. Día Mundial Diabetes. ¿Qué riesgos cardiovasculares pueden tener las personas con diabetes?

14 de noviembre. Día Mundial Diabetes. ¿Qué riesgos cardiovasculares pueden tener las personas con diabetes?

En este post vamos a explicar los tipos de diabetes que existen, qué riesgos cardiovasculares tiene esta enfermedad, cuáles son sus principales factores de riesgo y qué cuidados son necesarios para mitigarlos.

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes queremos hablar de una patología afecta en España a 8 de cada 100 personas, es decir, en torno a unas 6 millones de personas1, y poner el foco en esta ocasión en los posibles riesgos cardiovasculares que implica.

¿Qué es la diabetes y qué tipos hay?

La diabetes es una enfermedad del páncreas que se produce cuando este órgano no es capaz de producir suficiente insulina o cuando esta insulina no actúa correctamente en el organismo. Existen diferentes tipos2:

  • Diabetes tipo 1: tiene una aparición repentina y puede diagnosticarse en cualquier edad, aunque generalmente se hace antes de los 35 años. Esta se produce porque las células del páncreas se destruyen y dejan de generar insulina.
  • Diabetes tipo 2: normalmente se diagnostica pasados los 40 años, aunque también se dan casos en gente joven. Esta enfermedad se produce porque el cuerpo no produce suficiente insulina o no la usa adecuadamente, lo que provoca que aumente la glucosa en la sangre y no entre lo suficiente a las células.
  • Diabetes gestacional: es la diabetes que se diagnostica por primera vez durante el embarazo y generalmente desaparece tras el parto.
  • Diabetes inducidas: determinados medicamentos, como los corticoides, u otras patologías como la hemocromatosis o la enfermedad de Cushing, pueden provocar diabetes.

¿Qué riesgos cardiovasculares tienen las personas con diabetes?

La diabetes y las enfermedades cardiovasculares a menudo están relacionadas. Esto se debe a que la falta de insulina, ya sea porque la producción es insuficiente o porque existe una resistencia a la acción, hace que se acumule la glucosa en la sangre (hiperglucemia) y dañe los vasos sanguíneos, por lo tanto, aumente el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular, como puede ser una angina de pecho, un infarto de miocardio e incluso una muerte súbita2,3.

Existen ciertos factores que aumentan la posibilidad de sufrir un problema cardiovascular si se padece diabetes y que, en su gran mayoría, son modificables3,4:

  • Fumar.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Hipertensión: presión arterial diastólica superior a 90 mmHg y presión arterial sistólica superior a 140 mmHg.
  • Colesterol alto: colesterol total superior a 250 mg/dl o colesterol LDL “malo” superior a 155 mg/dl.
  • Antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares.
  • Edad: hombres mayores de 55 años y mujeres mayores de 65 años.

Cuidados de la salud cardiovascular en personas con diabetes

Para reducir el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular o prevenir que la diabetes la empeore si ya ha aparecido, es necesario mantener un estilo de vida saludable y acompañarlo de ciertos tratamientos2,3:

Para la diabetes tipo 1, el único tratamiento es la insulina. Existen diferentes tipos de insulina, (ultrarrápida, rápida, intermedia y lenta) que se inyectan debajo de la piel para imitar el pico de insulina que produce el páncreas o la secreción basal del páncreas.

Para la diabetes tipo 2 es necesario:

  • Fármacos orales: cuando una buena alimentación y ejercicio no son suficiente, es necesario tomar antidiabéticos por vía oral que ayuden a que el páncreas produzca insulina.
  • Insulina: esta solo es necesaria cuando los antidiabéticos orales tampoco sean suficiente.

Además de tratamiento farmacológicos, es necesario:

  • Tener una alimentación saludable: fruta y verdura, proteínas magras y cereales integrales y evitar alimentos ultraprocesados y grasas trans.
  • Mantener un peso adecuado: para ello puedes reducir el consumo de calorías y aumentar la actividad física. Además, al bajar de peso se reducirán también los niveles de triglicéridos y de azúcar en sangre.
  • Practicar ejercicio: la actividad física ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre y reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular haciendo que se mejores la sensibilidad a la insulina.
  • No fumar.
  • Mantener la tensión arterial entre 130-139/80-85 mm Hg.
  • Controlar el estrés: el estrés puede provocar hipertensión y provocar malos hábitos, como una mala alimentación, lo que producirá peores efectos en la salud.

La diabetes gestacional generalmente desaparece después del parto, pero durante el embarazo es necesario seguir una dieta saludable y practicar ejercicio. En caso de que no sea suficiente, tu ginecólogo te indicará si es necesario incluir insulina para su tratamiento2.

Una dieta sana y la actividad física son pilares esenciales para luchar contra la diabetes. Además, previenen la obesidad, y, por lo tanto, el exceso de colesterol, la hipertensión, así como la aparición de enfermedades cardiovasculares5.

Si eres asegurado de Adeslas, recuerda que tienes disponible nuestro Plan de Cuidado de diabetes donde podrás obtener más información.


¿No has encontrado lo que buscabas?

Volver al buscar

Deja una respuesta