Seguros de Hogar y sistemas de alarma

Al presupuestar una póliza de seguro de hogar, uno de los factores que afecta el precio final es si la vivienda tiene una alarma instalada.

La forma más fácil de proteger la casa es contratar un seguro de hogar, pero todas las medidas preventivas son pocas. Además, además de esta política, en ocasiones se requiere seguridad: en verano, los robos de viviendas son más frecuentes que en otras épocas del año, especialmente en verano. Las vacaciones de verano e invierno son momentos críticos para que los ladrones se aprovechen de los robos, por lo que es importante anticiparse a estos problemas.

Además, en ciertos tipos de seguros existen ventajas si la vivienda cuenta con una alarma antirrobo. Por tanto, es importante conocer todas sus particularidades para que puedas decidir cuál es la mejor para ti.

Tipos de alarmas

No todos las alarmas son iguales, por ello, vamos a hablarte de cuáles son los tipos de alarma para casa y qué puntos las diferencian y qué puntos tienen en común.

Alarmas sin monitor

Son dispositivos compuestos por luces y sonidos que pueden disuadir a los ladrones. Principalmente los vecinos se dan cuenta de que ha sucedido algo extraño porque pueden escuchar el sonido de la alarma en sus casas. Los hay de varios tipos: virtuales o disuasivos, sin centralita o con centralita.

  • Ficticias/Disuasorias: Suelen ser dispositivos que simulan dispositivos reales y se utilizan principalmente para evitar que los ladrones deambulen por la zona. Cámaras desconectadas, alarmas y detectores virtuales alimentados por batería conforman esta alarma analógica.
  • Sin centralita: Están formados por diferentes componentes que suelen ser detectores de movimiento y emitirán un sonido de unos 120 decibeles al activarse. De esta forma, los vecinos pueden averiguarlo y llamar a la policía, o si los vecinos de la casa pueden incluso avisar a los vecinos de la casa.
  • Con centralita: Se conectan a la centralita de forma inalámbrica o mediante cables. Son los más completos porque se pueden agregar más detectores, como detectores de humo o incluso sensores de inundación.

Sistemas monitoreados

Son instalados por una empresa profesional en el campo, que también se encargará de monitorear las 24 horas del día. Por lo tanto, cuando se active, la central de recepción de alarmas será la encargada revisar que sea un salto de alarma real y de avisar tanto al usuario como a las fuerzas de seguridad y emergencias.

¿De qué está compuesto un sistema de alarma?

El sistema de alarma tiene múltiples componentes, aunque su propósito es el mismo, activarlo y poner en marcha el mecanismo. Algunas de ellas son estándar y los tienen todas las alarmas del mercado, pero otros son opcionales y su instalación dependerá del presupuesto.

            Estándar

Son aquellos elementos que componen la alarma básica, es decir, aquellos elementos que resultan imprescindibles para su correcto funcionamiento. Si falta uno de ellos, el sistema no podrá ejecutarse directamente.

  • Panel de control: Es un dispositivo encargado de controlar y recibir señales de sensores y detectores instalados en el hogar. También incluye una conexión a un centro de vigilancia para notificar en caso de robo, almacenar llaves y retener baterías para que el sistema pueda seguir funcionando en caso de emergencia.
  • Teclado: El teclado numérico es una herramienta para activar y desactivar alarmas.
  • Sirena: Ella es la responsable del aviso sonoro de que ha ocurrido un imprevisto en la casa. Su volumen suele ser muy alto, y si no estás en casa tus vecinos podrán oírlo sin ningún problema.
  • Sensores para ventanas y puertas: Son dispositivos que se colocan en puertas y ventanas y se encargan de activar las alarmas cuando se detecta que se mueven.
  • Detectores: Ya sea movimiento o sonido, si escuchan un sonido fuerte o movimiento en la casa, activarán la alarma. En algunos casos, tienen un control especial sobre las casas con mascotas, por lo que pueden moverse libremente sin activar la alarma.

Opcionales

Estos son elementos opcionales y se pueden utilizar como parte de la alerta para hacerla más completa. No son imprescindibles para su funcionamiento, pero si están ahí siempre ayudarán a que la casa esté más protegida.

  • Sensores infrarrojos: Su tarea principal es activar una alarma cuando detecta calor corporal de objetos extraños como ladrones. Al igual que los sensores de movimiento, en algunos casos, se pueden desactivar en casas con mascotas para que puedan moverse por la casa.
  • Control por vídeo: Varias cámaras distribuidas por toda la casa proporcionarán grabación de video en el centro para que puedan ser utilizadas para vigilancia policial cuando sea necesario.
  • Botón del pánico: Es un botón que puede activar una alarma directamente en la estación central en caso de emergencia.

¿Cómo influye la alarma en el seguro de Hogar?

En el momento de presupuestar una póliza de Hogar, uno de los factores que influyen en el precio final es si la vivienda tiene instalada una alarma o no. Y es que las compañías pueden realizar un descuento en el cálculo del seguro, aunque esto siempre va a depender del tipo de alarma instalada y de la compañía. Sin embargo, también hay algunos casos en los que tener alarma va a influir directamente en que el seguro se haga cargo del siniestro o no. Aunque está claro que siempre será tu compañía la que tenga la última palabra.

Una alarma disuasoria o no conectarla a la centralita puede no tener ningún efecto en el precio del seguro, porque si bien es una variable a considerar, por no ser cierta, no tiene efecto en el cálculo. Por otro lado, las alarmas conectadas a la centralita y monitorizadas se pueden contabilizar como variables en el presupuesto. Para algunas compañías de seguros, instalar este tipo de dispositivo es muy importante porque activa el acuerdo para evitar posibles robos y de alguna manera asegura que esa casa tiene menos probabilidades de sufrir un robo.

Sin embargo, un sistema de alerta monitoreado conectado a una compañía de monitoreo de 24 horas puede ayudarte a reducir el precio de tu póliza de seguro, pero también puede ser una desventaja para usted. En algunos casos, si la alarma no suena durante el robo debido a un mal funcionamiento o porque el propio usuario no encendió la alarma o el ladrón apagó la alarma, es probable que la compañía de seguros no se haga cargo de la pérdida. En otras palabras, incluso si el sistema está activado, la aseguradora no asumirá ningún costo, porque asume que la casa está protegida por el sistema y no está obligada a asumir la responsabilidad si la alarma falla.

Lo mejor es, antes de contratar un seguro del hogar (o si ya lo tienes contratado), que verifiques cuáles son las condiciones específicas relacionadas con los sistemas de alarma.

Puedes encontrar más noticias interesantes como está aquí

Deja una respuesta